¡A buscar!

Nos acercamos a la fiesta de Pesaj, la fiesta de la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto. Como en cada fiesta judía, se requiere de cierta preparación. Al no poder tener jametz, es decir, productos con harina leudada, es necesario hacer una limpieza en la casa, guardar o tirar los productos que contienen jametz, cocinar la comida necesaria para la celebración, conocida como "Seder de Pesaj" y repasar las diferentes leyes relacionadas a la festividad.

A diferencia de otras fiestas, nuestros sabios instituyeron un paso adicional de preparación, diferente al de las otras fiestas: Bedikat jametz, la búsqueda del jametz. Este paso consiste en que la noche del 14 de Nisán (este año el domingo 17 al anochecer) se toma una vela y se revisan todos los lugares donde puede haber habido jametz en la casa, como la cocina, el comedor y los cuartos donde se puede haber entrado con comida durante el año.

Los comentaristas explican que la razón de este paso adicional que no encontramos en ninguna otra fiesta, se debe a la gravedad de la prohibición bíblica de "ver jametz" y "poseer jametz". Para asegurarse de no violar ninguna de estas prohibiciones, revisamos todos los lugares donde puede haber quedado jametz. Sin embargo, como todos los asuntos de la Torá, la búsqueda del jametz también tiene una contracara espiritual, que trasciende a la material. O sea, existe una búsqueda del jametz espiritual aplicable durante todo el año: ¿De qué se trata?

La idea, en resumen, es así: el alma de cada uno tiene cualidades, algunas positivas, dignas de enfatizar y desarrollar, y otras negativas, que deben ser refinadas y elevadas al bien. La mayoría de las veces la persona no es consciente de sus propias cualidades negativas (y es grave cuando tampoco reconoce sus cualidades positivas, porque lleva directamente a la baja autoestima y la depresión que se desprende de ella).

Estas cualidades negativas se denominan jametz, un producto leudado, ya que la mayoría de ellas provienen del orgullo, simbolizado por la "elevación" de la harina durante el leudado, para luego expresarse de diferentes maneras, como el enojo, la arrogancia, la falta de fe, etc.

Entonces nuestros sabios nos dicen: busca el jametz a la luz de una vela, es decir, busca en tu alma las cualidades negativas a la luz de "La Mitzvá es una vela, y la Torá es luz" (Mishlei 6:23), o sea, la persona debe revisar minuciosamente sus actitudes a la luz de la Torá y las Mitzvot, para lograr reconocer y corregir sus malas cualidades, para elevarlas al bien.

Pesaj Casher veSameaj, que tengan un Pesaj Casher y Alegre,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.