La carga de los hijos de Levi en el desierto, así como sus propios nombres, nos enseñan dos movimientos en el servicio a Di-s, y, además, cuál viene primero.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.