De una carta:

Aún si todas tus quejas contra tu cónyuge están bien fundadas y son válidas, de cualquier manera muéstrale tu amor. Muéstrale amor incondicional.

Se dice que nuestro exilio es debido al odio incondicional.

Cuando cada uno de nosotros comience con amor incondicional en su propio domino, de ahí se esparcirá en todo lo que hagamos, y de ahí al mundo entero, rápido en nuestros días, Amen.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.