Una de las enseñanzas más famosas del fundador del Movimiento Jasídico, Rabí Israel Baal Shem Tov (1698-1760) es que de todo lo que uno oye o ve, debe aprender una enseñanza para su servicio a Di-s.

Esta idea está basada en la frase talmúdica que dice que de todo lo que Di-s creó en el mundo, no creó ninguna cosa en vano, de manera que, aún las situaciones aparentemente irrelevantes a las que uno se ve enfrentado, fueron creadas para derivar de ellas enseñanzas.

Vamos a presentar dos ejemplos, dados por el Rebe de Kotzk (1787-1859):

1) Hay tres cosas que uno debe aprender de un bebe: a) estar siempre alegre, b) nunca parar, nunca descansar y siempre estar atento a sus asuntos, c) cuando quiera algo, abra su boca en llantos (a Di-s).

2) Hay tres reglas en el juego de damas y también en la relación del hombre con Di-s. a) sólo se puede avanzar, b) se debe avanzar casa por casa, paso a paso, c) si uno llega al final, se vuelve un rey.

Es parte de la vida judía estar siempre pendiente a los mensajes que Di-s nos envía a través de sus infinitos mensajeros.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.