Cuando las cosas no funcionan, relájate. Aún si es culpa tuya y te mereces todo lo que te está ocurriendo, confía en Di-s que todo es para bien, y cálmate.

Cuando El vea cuánto confías en El, Hará que sea realmente para bien.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.