Al revés que en el capítulo anterior, donde cumplir Mitzvot y estudiar Torá nos unen a Hashem, en este capítulo el Alter Rebe explica cómo el no cuidarse en alguna de las trescientas sesenta y cinco Mitzvot prohibitivas y los decretos de nuestros sabios, nos separan de Hashem, porque son justo lo opuesto a lo que Él quiere.

Cuando una persona transgrede la Torá se une a la “Cáscara impura”, que también se la conoce como idolatría, en la cual Hashem está oculto. También las “Vestimentas” del alma, pensamiento, palabra y acción, se unen a esta “Cáscara impura” en lugar de unirse a Hashem.

Pero no termina ahí… en realidad, la persona que transgrede la Torá es peor que la “Cáscara impura” misma… Porque la “Cáscara impura” fue creada así: Hashem está oculto dentro de ella, para que tengamos la opción de elegir entre el bien y el mal. Hashem está muy oculto en la “Cáscara impura”, pero ella misma reconoce que Él la crea y le da vida todo el tiempo. Por eso la “Cáscara impura” hace todo lo que Hashem le pide. Pero la persona que transgrede la Torá, es peor y más baja que la “Cáscara impura”, porque se está rebelando completamente contra la voluntad de Hashem.

¿Y por qué haría eso una persona? Nuestros sabios1 dicen que un judío sólo transgrede la Torá si entra dentro de él un espíritu de tontería (ruaj shtut). Este espíritu significa, en realidad, ideas que surgen de la “Inclinación al mal”, que tapan el “Amor oculto” natural que todo judío tiene por Hashem, y le hacen pensar que, al transgredir, no se está separando de Él.

“Es verdad”, piensa la persona, “que si niego a Hashem totalmente, me estoy separando de Él, pero si hago una pequeña transgresión… ¡no pasa nada!”. Esa diferencia entre transgresiones graves, como idolatría y transgresiones menos graves, es una tontería. La verdad es que con cualquier transgresión la persona se separa de Hashem, porque, después de todo, está yendo contra Su voluntad, y uniéndose a la “Cáscara impura”, que se siente separada de Él.

En conclusión: Hashem crea el mundo de manera tal que Él está oculto. Cuando hacemos Mitzvot y estudiamos Torá, Lo revelamos, y para eso fuimos creados. Pero si transgredimos la Torá, estamos eligiendo dejar a Hashem oculto. La “Cáscara impura” no puede revelar a Hashem, porque no fue creada para eso. El hombre sí fue creado para revelar a Hashem, entonces, si en lugar de revelarLo, decide dejarLo oculto, ¡está siendo peor aún que la “Cáscara impura”!

La clave está en entender que cada criatura que Hashem crea cumple su misión sin cambiarla. Hasta un mosquito, que se considera lo peor, porque lo único que hace es sacar sangre de las personas y no aporta nada, y está muy lejos de la Santidad, actúa así porque Hashem lo crea con esa función. Pero el hombre que transgrede la Voluntad de Hashem, es peor que el mosquito… porque podría estar unido a la Santidad de Hashem, y elige estar separado… Ese hombre no está cumpliendo con la función para la que es creado.

El Alter Rebe explica que si toda transgresión separa a la persona de Hashem, la ley judía debería ser que antes de transgredir cualquier cosa uno debería sacrificar su vida, para no separarse de Hashem. Pero no es así: la Torá no exige del judío que sacrifique su vida con tal de cumplir las Mitzvot (excepto tres casos específicos: matar a alguien, hacer idolatría y tener relaciones prohibidas)2 ¿Por qué, entonces, hay una diferencia entre las Mitzvot? Simplemente porque Hashem decidió que sólo haya algunas Mitzvot por las cuales se debe entregar la vida antes de transgredirlas, aún si parece que hay otras más importantes que esas.

Por último, el Alter Rebe explica que cuando la persona transgrede la Torá, en ese momento mismo, está como poniendo su alma en un recipiente para basura sucio. Aunque al terminar la transgresión el alma sale del recipiente de basura, no deja de ser algo terrible para ella, aunque no haya sido por más que un instante…

1Talmud Sotá 3a

2Talmud Sanhedrín 74a

1 comentario en «Capítulo 24»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + veinte =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.