En este capítulo el Alter Rebe termina la explicación que empezó en el capítulo 18. Ahí citó el mismo versículo1 de la Torá que en la portada: “Porque es muy cercana a ti esta cosa, en tu boca y en tu corazón, para hacerla” y, después de explicar cómo despertar amor a Hashem en el corazón en los primeros 17 capítulos, se plantea que no parece “muy cercana” ni es tan fácil…

Entonces, entre el capítulo 18 y el 25, el Alter Rebe explicó cómo es “muy cercano” tener amor a Hashem en el corazón. Y la clave de la explicación es que todo judío, aún sin saberlo, ya tiene ese amor por naturaleza (el “Amor oculto”).

Ahora el Alter Rebe enseñará cómo usar ese “Amor oculto”. En el capitulo anterior explicó que un judío sólo transgrede la Torá si se vuelve un tonto, porque esa tontería le hace olvidarse de que, cuando transgrede, se está separando de Hashem.

Entonces, la clave para no transgredir la Torá es recordar y mantener en mente que la naturaleza del judío es que no quiere ni puede estar separado de Hashem y que está listo para entregar su vida por Él (porque hay una luz de Hashem que está siempre en el nivel de Sabiduría del alma).

Esto sirve tanto para las Mitzvot prohibitivas como para las positivas: si un judío está siempre listo para sacrificar su vida por Hashem, y aún si tuviese que soportar grandes sufrimientos no se separaría de Él, seguro que estará listo para dejar todas las pasiones y tonterías que indefectiblemente también lo separan de Hashem. Porque, al fin y al cabo, dejar las tonterías no requiere de sufrir… dejar de hablar mal de un amigo, o ponerse tefilín todos los días, o comer un poco menos, claramente no representan sufrimiento alguno.

Con esta misma idea podemos superar cualquier dificultad para cumplir Mitzvot. Es verdad que a veces parecen difíciles de cumplir, y a veces pasa que no tenemos ganas… pero si recordamos que haríamos cualquier cosa con tal de no separarnos de Hashem, despertamos en el corazón el “Amor oculto” por Hashem que nos dará la fuerza para superar esa dificultad.

En el final del capítulo el Alter Rebe explica una historia de la Torá2. Moshe, antes de morir, les dijo a los judíos que iban a entrar a la Tierra de Israel que debían recitar el Shemá Israel dos veces por día, para recordar el sacrificio de la vida por Hashem, en todo momento.

Sin embargo, Hashem mismo les había prometido a los judíos, antes de entrar en la Tierra de Israel, que no tenían que temer de los pueblos que vivían ahí, y que no precisarían sacrificar sus vidas para conquistar la tierra. Entonces, ¿para qué les dijo Moshe que debían recordar el sacrificio de la vida por Hashem dos veces por día, si ello no iba a ser necesario?

El Alter Rebe explica que Moshe, en realidad, estaba diciéndole al pueblo judío: “¡Señores! Toda la observancia de Torá y Mitzvot depende de que ustedes recuerden en todo momento el increíble sacrificio que están listos para hacer por Hashem”. O sea, aún si no iba a ser necesario entregar la vida, porque Hashem los ayudaría a conquistar la tierra milagrosamente, era necesario recordar el “Amor oculto” por Hashem en los corazones de cada uno para cumplir la Torá con entusiasmo una vez asentados en la tierra.

Por eso la Torá dice3 que es “muy cercano a ti”: el cumplir Torá y Mitzvot, porque sólo requiere recordar nuestro vínculo con Hashem, y saber que ese vínculo es tan profundo, que haríamos cualquier cosa con tal de no perderlo. Y cualquier cosa que no es Torá y Mitzvot, nos hace perder ese vínculo…

O sea, servir a Hashem con ganas y entusiasmo, sintiendo amor a Hashem en el corazón, ¡es “muy cercano a ti”!, tal y cual lo dice la Torá.

1Devarím 30:14

2Devarím 6:4

3Devarím 30:14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.