Las comida Casher se divide en tres categorías: carne, leche y parve. Uno de los principios más básicos de las leyes de comida apropiada para un judío (casher) es la total separación entre carne y leche y sus derivados. No pueden ser cocinados o comidos juntos. Para esto, las cocinas casher cuentan con utensilios, platos, cubiertos y mesadas diferentes para la preparación de la comida. Una tercera categoría es lo neutro, o parve, que consiste en comidas que no son ni carneas ni lácteas y pueden ser consumidas con ambas.

Todas las comidas que contienen carne, como pollo o carne vacuna, aún una pequeña parte, son consideradas carneas, así como todas las comidas que contienen leche o sus derivados (como yogur, queso y manteca) son consideradas lácteas. Huevos, pescado, vegetales, frutas y granos son ejemplos de comidas neutras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.