Nuestros actos son solamente catalizadores para cambiar el mundo. Su tamaño e impacto visible no son lo que realmente importa. En todo lo que hagas, considera que el mundo necesita sólo un último ajuste fino antes de que se pueda transformar. Quién sabe - quizás éste es él.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.