La física moderna nos ha traído a la realización de la unicidad de nuestro universo, de donde podemos captar mejor la unicidad de su Creador.

Todo lo que existe se puede dividir en dos elementos: la fuerza, y la partícula que carga esa fuerza. En otros términos: energía y materia, calidad y cantidad. Con una simple ecuación, Einstein demostró que aún estos dos elementos son realmente uno.

La ciencia puede no discutir sobre Di-s, pero sí describe Sus trabajos y, a medida que penetra más y más profundo hasta la raíz de las cosas, abre una ventana hacia la apreciación de la unidad intrínseca entre la creación y el Creador. En nuestros tiempos, la ciencia fue fundamental en revelar a Di-s mediante el mundo con el cual El se rodea.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.