En la construcción del Mishkán se usaban, entre otros materiales, pieles coloridas de un animal que se llamaba "Tajash", que sólo apareció en el desierto en ese momento y luego desapareció. ¿Qué aprendemos de los colores de la piel del Tajash?

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.