La comida en el judaísmo tiene un papel importante. Esto puede verse del hecho de que en toda reunión uno de los asuntos más importantes es la comida, además el Talmud mismo declara que "Es importante la comida porque acerca a las personas".

Por esto mismo hay muchas leyes relacionadas a la comida que se denominan, en general, leyes de cashrut.

La palabra casher significa "apto", en el contexto de la comida, apto para el consumo judío. Son muy amplias (y a veces complejas) las leyes de chashrut y no alcanzaría esta pequeña sección para dedicarse a todas ellas, pero vamos a escribir, semana a semana, algunas leyes para ir conociendo "nuestra comida".

El primer punto a tener en cuenta es que en el judaísmo todas las acciones (también palabras y pensamientos) deben estar dirigidos a Di-s. De aquí se desprende que el acto mismo de comer, desde la perspectiva judaica, no es un acto meramente fisiológico o "animal", sino que se vuelve en sí mismo un acto de servicio a Di-s.

El nivel más básico de esta idea es que los alimentos que ingiere un judío deben ser aptos para su consumo, es decir, casher. La carne, las verduras, las frutas, las bebidas, etc. todo debe pasar por un proceso de casherización. Algunos procesos son más complejos (como el de la carne) y otros más sencillos (como el de las verduras y frutas), pero todo debe ser revisado y aprobado para el consumo.

9 comentarios en «Comida»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.