Nos acercamos al comienzo del mes de Siván, cuando el pueblo judío, más de 3300 años atrás, acampó frente el Monte Sinaí para recibir la Torá en Shavuot (6 de Siván).

El tiempo desde la perspectiva judaica es una especie de espiral, donde uno siempre pasa por los mismos lugares del círculo, sólo que en diferentes niveles. Esto significa que la misma energía que brilló en el 1ro de Siván "original", brilla en el 1ro de Siván, 3318 años después.

La preparación, de parte del pueblo judío, para recibir la Torá, fue la unión - ajdut. Como dice la Torá: "Y acampó Israel frente al Monte", "acampó" en singular, "como un hombre, con un corazón".

El recibir de la Torá significa, entre otras cosas, que tenemos la herramienta con la cual podemos realizar el objetivo de nuestra creación misma, el refinamiento y la elevación personal y del mundo a nuestro alrededor.

Se desprende de aquí que la preparación para el llevado a la completitud de la vida misma es la unión. Cuando todos dejemos de lado nuestras agendas y asuntos personales en pos de la comunidad, en pos de un objetivo colectivo común superior, recién ahí podremos llegar a la completitud comunitaria.

Todos tenemos necesidades e intereses personales, pero debemos aprender a apreciar que Am Israel - el Pueblo de Israel - trasciende a todos nuestros intereses individuales. Debemos empezar a pensar en comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.