Cuando compartes cosas materiales, tienes menos que cuando empezaste.

Cuando compartes una llama, no pierdes nada.

Cuando compartes sabiduría, entendimiento, conocimiento, bondad, coraje y belleza, solamente ganas, y todos los demás, también ganan.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.