Un verdadero maestro de la vida nunca deja este mundo - lo trasciende, pero aún está dentro de él. Aún esta ahí para asistir a aquellos que están unidos a él con bendiciones y consejo, igual que antes, y más aún. Incluso aquellos que no lo conocieron en su vida corpórea todavía pueden crear con él una unión esencial.

La única diferencia está en nosotros: ahora debemos trabajar más duro para conectarnos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.