Los antiguos filósofos dividieron el mundo en cuatro dominios de vida. Observa de cerca y verás que son cuatro dominios de trascendencia, porque vivir signfica trascender.

El dominio inanimado o silencioso, cómo tierra, rocas, agua, aire y demás. Están todos vivos, pero no trascienden sus límites de ninguna manera.

Las plantas trascienden sus límites creciendo.

Los animales trascienden sus límites moviéndose. A diferencia de las plantas, no están ligados al lugar donde crecen y se pueden mover.

Y los seres humanos, ¿Cómo trascendencia nuestros límites? Trascendencia a través de las palabras. Con diálogo. De todas las criaturas, solamente nosotros somos capaces de escucharnos a nosotros mismos a través de los oídos de otros.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.