La falta de claridad puede ser una bendición.

Si todo estuviese revelado - exactamente lo que uno debería hacer, cuándo, cómo, con quién y por cuánto tiempo - ¿qué lugar quedaría para el sentido del logro?

Esta es la razón por la cual los detalles de la misión de la persona en el mundo le son ocultados: por la gran misericordia de Di-s, para que esta pequeña criatura pueda decidir por sí misma, y recibir recompensa por ello.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.