Cuando El hizo el mundo, decidió que tomaría el rol de Bondad. De esa manera, cuando nosotros fuésemos buenos, nos uniríamos a El con nuestra bondad.

El decidió tener sabiduría. De esa manera, siendo sabios, nos uniríamos a El con nuestra sabiduría.

El decidió ser consciente de sí mismo, para que podamos alcanzar la consciencia de aquello que está más allá del conocimiento.

Y todo esto El nos lo dio en Su Torá.

El se dio a sí mismo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.