Hay dos tipos de eventos en la vida: Buenos y Muy buenos. Dulces y agridulces.

¿Por qué agridulces?

Dulces, porque de cada evento en la vida crecemos.

Amargos, porque es muy doloroso separarse de la persona que alguna vez eramos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.