Esta semana estábamos, junto a Shloime, mi hijo mayor de 4 años, en la sala de espera del consultorio médico, esperando nuestro turno. Nada grave, comienza la época del frío y los chicos son los primeros en ser afectados.

De cualquier manera, estábamos charlando sobre cosas de la vida y, pregunta va, pregunta viene, la conversación se desvió hacia los animales casher y los no casher. Rápidamente identificamos las señales que los hacen aptos para el consumo judío: pezuñas partidas y rumiantes. Claro, un chico de 4 años no sabe lo que es la palabra "rumiante". Luego de una breve explicación didáctica, empezamos a identificar qué animales cumplían con las condiciones: la vaca, el cabrito, la oveja...

En eso, mientras trataba de hacer memoria para nombrar algún otro animal, la mujer sentada enfrente nuestro, que traía a sus hijas a la doctora, preguntó animadamente: "¿y el camello cuántos estómagos tiene?". "Uno solo," respondí yo, "no es casher". Y con Shloime seguimos, "el ciervo, la jirafa..."

Cabe aclarar que la mujer en cuestión era judía. Más tarde me enteré que hasta vivió en Israel y después volvió a La Plata.

El Baal Shem Tov dice que de todo lo que oímos y vemos debemos aprender algo en nuestro servicio a Di-s. ¿Qué aprendemos de todo esto?

Existe un interés y un placer innato en el judío por participar de nuestra herencia, de nuestras costumbres y tradiciones. El hecho de que la gente no lo exprese, es porque nunca tuvieron acceso a ello. Si bien uno puede estar poco (o nada) involucrado en la práctica del judaísmo, en cuanto uno se ve enfrentado a nuestro preciado tesoro, el alma se despierta y lleva a la persona a querer conectarse con aquello que tenemos grabado en lo más profundo de nuestro ser. Es como volver a casa después de un largo y cansador viaje.

Podemos esperar hasta encontrarnos con el rabino en alguna ocasión "casual" - porque no existe la casualidad - o podemos buscarlo. Depende de cada uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =

Puedes administrar tus suscripciones a esta entrada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.