Las palabras que pronunciamos son dichas en los cielos. Y más arriba también. Porque son Sus palabras, volviendo hacia El.

En Rosh HaShaná decimos Sus palabras de Su Torá recordando Su afecto por nuestro mundo; El las dice también, volviendo su atención de vuelta hacia nuestro plano terrenal.

Llamamos con toda nuestra esencia con el sonido del <i>shofar</i>; El responde en consecuencia, vertiendo toda su esencia interior hacia Su creación.

Juntos, hombre y Di-s, reconstruyen la creación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.