Hay gente que hace muchas cosas buenas, pero con pesimismo, porque para ellos el mundo es un lugar inherentemente malo. Dado que sus buenas acciones no tienen vida para ellos, ¿Quién sabe cuánto tiempo van a continuar haciéndolas?

Debemos saber que este mundo no es una selva oscura y siniestra, sino un jardín. Y no cualquier jardín, sino el jardín privado de Di-s, lleno de belleza, maravillosas frutas y fragancias, un lugar donde Di-s desea estar con toda Su esencia.

Si el gusto es amargo para nosotros, es solamente porque primero debemos pelar la cáscara externa para encontrar el fruto adentro.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.