El mandato que debemos llevar a cabo con toda la Creación aparece en la Torá casi inmediatamente. Lo suelen traducir como "Que sea la luz". En lugar, lea "Que se vuelva luz".

Es decir, todo en el mundo, aún la oscuridad, deben tornarse en una fuente de luz y sabiduría.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.