Estimada Kehilá:

Nos encontramos actualmente en el mes de Iar del calendario.

Nuestros sabios explican que las letras que componen el nombre de éste mes se corresponden con un versículo muy particular de la Torá. Iar se escribe Alef, Iud, Reish, siendo las iniciales de las palabras del versículo "Aní HaShem Rofeja" - "Yo soy Di-s tu curador"

El Talmud explica que la fuente de vida y por ende de cura es Di-s. Sin embargo, El da a los médicos el "permiso" y la capacidad para aplicar y efectivizar esta cura.

Aún así, existe una diferencia fundamental entre la cura de los médicos y la cura Divina: un medico cura de aquí hacia el futuro, es decir, la persona estaba enferma, y el doctor "hizo" que deje de estarlo (con tratamientos, medicamentos, etc.). La cura Divina es de tal manera que funciona como si la persona nunca hubiera tenido la enfermedad.

El poder especial para lograr semejante cura se encuentra en el versículo mismo. La esencia de Di-s se encuentra por encima del tiempo y no está supeditada al mismo. Por lo tanto, El tiene el poder de curarnos de manera que la enfermedad nunca haya existido.

Ese es el significado del nombre de este mes: Iar. Que todos aquellos que necesitan una curación la tengan rápidamente y que pronto lleguemos a la cura de todas las curas, la Redención Final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − once =

Puedes administrar tus suscripciones a esta entrada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.