Los animales no observan las estrellas y los ángeles están confinados al mundo de lo espiritual, pero el Hombre es el puente Divino entre el cielo y la tierra.

Nuestros cuerpos están formados del polvo, nuestras almas de la esencia de Di-s. Sólo nosotros podemos mirar el mundo físico y ver vida y belleza espiritual.

Sólo nosotros, que estamos más allá del cielo y la tierra, de forma y materia, espíritu y cuerpo, sólo nosotros podemos fusionar los dos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.