El Shofar es un cuerno de un animal casher sin la médula que tiene adentro. Cuando se sopla en él, en su parte más angosta, siguiendo una secuencia determinada, se cumple la Mitzvá de escuchar el Shofar en Rosh HaShaná.

La Torá llama a Rosh Hashaná "El día del sonido del Shofar". El mismo se toca durante los dos días que dura la fiesta, a menos que uno de los días acaezca en Shabat. Este año se toca el Shofar el 29 y 30 de septiembre.

La Mitzvá en sí no tiene una razón de ser, pero, de cualquier manera, indica una especie de llamado a despertarse del ensueño espiritual y reconectarse con la Fuente de Vida, un llamado a volver a comprometerse con nuestra misión Divina en este mundo.

El Shofar se toca luego de la lectura de la Torá. Se recitan previamente dos bendiciones y se hacen sonar 30 sonidos. Hay tres tipos de sonidos: Tekiá (un sonido largo sin interrupción), Shevarím (3 sonidos medianos interrumpidos) y Truá (un mínimo de 9 sonidos cortos interrumpidos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.