Hay sólo dos cosas en este mundo capaces de reparar la horrible diversidad del mundo del ser humano:

El aliento divino en nuestro interior y la luz de la Torá que nos guía.

Entonces, hay un test muy simple para saber si la Torá que estudias y las Mitzvot que cumples están realmente ocupando tu alma:

¿Estás creando más armonía en tu mundo? ¿La gente se está acercando más?

Cómo solía decir Rabi Janina Ben Dosa: "Si la gente disfruta teniéndote alrededor, también Dios disfruta de ti"

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.