La electricidad nos ayuda a entender la fuerza divina oculta que sostiene el universo.

No puede ser captada con ninguno de los cinco sentidos, sólo sabemos de ella por sus efectos y fenómenos relacionados. Efectivamente, no podemos explicarla de ninguna otra manera.

Sin embargo, permea toda nuestra experiencia, y de ella derivamos gran luz y poder.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.