Sobre la persona con Tzaráat la Torá dice que debe mirarlo un sabio y el único que puede emitir el veredicto sobre si es puro o impuro es un Cohen - sacerdote. ¿Por qué es así? ¿Qué enseñanza tiene esto para la vida cotidiana?

Basado en Likutrei Sijot vol. 27, pág. 88

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.