El entusiasmo de un niño viene como una tormenta, tomando al niño por completo.

Es por eso que, cuando un niño aprende una nueva y buena cualidad, queda para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.