Alguien a quien realmente le importa, no es aplacado por el simple hecho de que tiene una buena excusa.

Si el objetivo no fue alcanzado, no fue alcanzado - más allá de la excusa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.