Hoy en día se viven momentos muy difíciles en la Tierra de Israel, donde se está librando una guerra contra el grupo terrorista Hamas, que tiene el control de la Franja de Gaza.

Desde hace años que los terroristas disparan misiles a las diferentes poblaciones judías cercanas a la frontera con Gaza, causando daños materiales, hiriendo y hasta matando personas indiscriminadamente.

Por diversas razones políticas y diplomáticas (no soy un analista político...) nunca hubo una respuesta satisfactoria de Israel. Ahora, aparentemente la hay.

Hoy salió publicado el siguiente cartel en un servicio de noticias:

”Gaza”

El cartel lee: "En Gaza triunfaremos", y, al mismo tiempo, "Con la ayuda de Di-s triunfaremos".

De éste cartel surgen varios puntos importantes:

1.Ya es hora de que el mundo entienda de que una victoria militar no se consigue solamente con soldados de carne y hueso apoyados por la mejor tecnología, sino que debemos enfatizar y saber que "Di-s su Señor va con ustedes, para luchar por ustedes contra sus enemigos para salvarlos" (Devarím 20:4). Debemos dejarlo a Di-s participar...

2.La guerra está compuesta de dos partes: la militar y la espiritual. La guerra militar la libran nuestros hermanos en el frente. La espiritual la libramos cada uno de nosotros en nuestro propio interior.

Para explicar esta segunda idea, debemos saber que el pueblo judío es como un único cuerpo. Cada parte del cuerpo vela y colabora por el bienestar de las otras. Y, a su vez, el bienestar de una parte genera y trae el bienestar de las demás.

Avanzando un paso más, cada persona debe librar dos guerras en su interior: una contra su propia oposición a la idea de que "Di-s luchará por ustedes" y otra contra la inacción que surge del hecho de que muchos de nosotros no nos encontramos en posición de luchar en el frente por innumerables razones (suena extraña la imagen de muchos de los que vivimos en el hemisferio sur, de vacaciones, tomando sol en la playa, leyendo el diario sobre la guerra en Israel...).

La forma de librar esta doble guerra espiritual es a través de incrementando en la observancia de la Torá y las Mitzvot en mérito de los soldados que están en el frente y de todos los judíos que se ven afectados por los ataques diarios de misiles.

La Torá tiene esta capacidad de introducir a Di-s en la vida de la persona, permitiendo que se tome consciencia de que es El quien puede realmente ayudarnos a ganar esta guerra y, además, de ayudar al bienestar espiritual (y automáticamente al bienestar material) de nuestros hermanos en el frente, así participando de la guerra a nuestra manera y dentro de nuestras posibilidades.

Que ésta adición, cada uno en la medida de sus posibilidades, traiga bendiciones en todo sentido y nos lleve al verdadero "Vaiejí Iaacov" - Y vivió Iaacov (el nombre de la sección de la Torá de ésta semana), con una vida plena y pacífica en nuestra Tierra Santa, todos juntos con la venida de nuestro justo Mashíaj.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.