Dice en Kohelet 9:17: "La palabras de los sabios con calma se escuchan". El hombre más sabio de la historia, el Rey Salomón, nos está enseñando que un sabio siempre debe mantener la calma al hablar. Sólo de esa manera sus palabras serán oídas.

Lo mismo se aplica a cualquier relación, entre amigos, marido y mujer, o relación laboral, la persona siempre debe hablar beNajat, con calma.

Según esta explicación, la calma está, por así decir, del lado del dador. Otra forma de leer el versículo sería que el receptor debe estar con calma para poder darse cuenta de que las palabras que le están diciendo son sabias. Aún las explicaciones más válidas y claras pueden ser malinterpretadas si el receptor no está en condiciones de oírlas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.