A veces uno se queda sin editoriales para escribir... se puede mirar el diario y ver las noticias más importantes, pero es difícil siempre encontrar algo relacionado directamente con el judaísmo, Israel, etc.
Cuando pasa algo así, acostumbro a mirar el calendario del sitio Chabad.org. Una de sus particularidades es que, además de mostrar la fecha en el calendario lunar judío y su correspondiente en el calendario gregoriano, tiene una base de datos impresionante sobre los eventos de la historia judía que ocurrieron en cada día, desde el primer día de la existencia hasta la actualidad.
Uno siempre encuentra algo ahí. Sin embargo hoy (jueves 7 de junio), para mi sorpresa, no había nada... ni un evento. La primera impresión es pensar ¿será que realmente no pasó nada en este día? ¡Pero qué día más aburrido! Sin embargo, cuando uno se detiene a pensar, hay un mensaje muy profundo encerrado.
El alma de cada uno de nosotros es un ente espiritual, que baja al mundo para investirse en un cuerpo físico para llevar a cabo una misión específica. Di-s no crea nada en vano, con lo cual sabemos que cada uno de nosotros tiene una razón de ser, cada instante del tiempo universal tiene un motivo de por qué fue creado y puesto a nuestra disposición para usarlo.
Por otro lado, Maimónides escribió que uno siempre debe observar al mundo como balanceado. Si uno hace una mala acción (Di-s libre y guarde) puede inclinar la balanza para el lado negativo. Pero si uno hace una buena acción, puede traer salvación y redención para todos.
Ahora bien, uno puede usar el tiempo y las fuerzas dadas por Di-s para hacer historia, para figurar en los calendarios como quien trajo salvación a todo el mundo, o no.
Dicho de otra manera, este día del calendario (u otro) esta esperando su aporte personal a la historia del universo. ¿Qué está esperando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.