¿Por qué la Torá es comparada con luz? Porque nos dice el lugar de cada cosa.

Porque, en realidad, nomhay necesidad de cambiar elundo. Todo está aquí.

Cada cosa tiene un lugar, y en ese lugar, es bueno. En general, es muy bueno, un hermoso mundo. Todo lo que se necesita es un poco de luz.

¿Qué es luz? La luz no agrega nada ni quita. Solamente revela el significado y propósito de todo aquello sobre lo que brilla.

Piensa en tu propia casa. En la oscuridad, no hay forma de que sepas lo que pertenece a tu armario y lo que pertenece al lavarropas, qué está listo para ser usado y qué necesita ser reparado. En lugar de eso, aquello que podría lavarse y repararse, es rechazado y despreciado, y tus más valiosas posesiones pueden volverse los mayores peligros.

Enciende una pequeña luz y un lugar peligroso se vuelve un hogar. Con cada luz agregas, de repente eres más rico y más bendito.

Así también, este mundo está pensado para ser la casa de Dios. La Torá es luz. Hazla brillar fuerte y cura al mundo.

Torat Menajem 5742 vol. 3, pg.1626; Ibid 5748 vol. 4, pg. 175.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.