Un buen barómetro para determinar si algo va a ser de beneficio material, es si es lo apropiado a hacer espiritualmente hablando. Un negocio que implica quebrar tus principios morales va a ser perjudicial materialmente también.

A veces, experimentamos una tremenda presión cuando la ética parece ser un obstáculo para el éxito, pero es sólo una ilusión. Lo espiritual y lo material están en conflicto sólo para nuestros ojos subjetivos. En realidad, trabajan en armonía como una sola cosa.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.