Algunas personas piensan que si hicieron algo hermoso ayer, o la semana pasada, o hace algunos años, hicieron su parte y Di-s debería continuar pagándoles por eso el resto de sus vidas.

Es algo como prestar dinero con interés: le prestaste a alguien el año pasado y continúas teniendo beneficio de ello hoy.

El problema es que la Torá prohíbe cobrar intereses, aún de Di-s.

Si hiciste algo bueno ayer, haz el doble de bien hoy.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.