En la introducción el Alter Rebe escribe un texto a la gente que estudiará Tania.

El Alter Rebe plantea un problema: hay dos tipos de libros.

1) Cuando un autor escribe un libro, escribe ideas que probó y le sirvieron, ideas propias y prácticas. Como cuando un médico escribe un libro de medicina, escribe las cosas que vio y probó según su experiencia. ¡Pero esto sirve solamente para otro médico del mismo nivel de conocimientos que el que escribió el libro! De la misma manera, si el Alter Rebe escribió un libro con ideas que a él le sirvieron en su servicio a Hashem, ¿quién dice que a nosotros nos servirá también? ¡No estamos ni cerca del nivel espiritual del Alter Rebe!

2) Hay libros que son para todas las personas, como la Torá y sus comentarios, como así también las explicaciones escritas por grandes rabinos en diferentes épocas. Pero, el problema con esos libros, es que resulta muy difícil encontrar en ellos las soluciones a los problemas en el servicio a Hashem de cada uno. Son libros muy generales y resulta difícil encontrar en ellos respuestas a preguntas puntuales que el lector pueda tener.

El Tania: ¿Qué clase de libro es? Si es del primer tipo, no sirve porque no estamos ni cerca del nivel espiritual del Alter Rebe. Si es del segundo tipo, ¡tampoco sirve! ¿Quién dice que encontraremos respuestas a nuestras preguntas? Entonces: ¿Para qué escribió el Tania?

El Alter Rebe explica que una de las razones por las cuales escribió el Tania es para que sus seguidores (jasidím) no tengan que preguntarle todos los asuntos en su servicio a Hashem (avodat Hashem) en forma personal. En lugar de eso, podrían encontrar las respuestas a sus preguntas en el Tania.

Pero eso sólo funcionaría si el Alter Rebe conociese a todos los que leerían el Tania: y ese es justamente el punto. El Alter Rebe dice que él conoce a todos sus seguidores y que el Tania fue escrito para cada uno de ellos, o sea, las respuestas a las preguntas en el servicio a Hashem de cada uno de ellos están en el Tania, ¡inclusive las respuestas a nuestras preguntas!

El Alter Rebe aclara que aquellos que no pueden comprender el Tania por sí solos, deben preguntarles a los seguidores más experimentados y conocedores. También advierte a sus seguidores experimentados que si ellos no comparten lo que saben, recibirán un castigo de Hashem pero, por el otro lado, si comparten lo que saben, Hashem hará de ambos, el que pregunta y el que responde, personas más inteligentes.

Al principio el Tania fue escrito en pequeños folletos, pero la gente los copiaba a mano y cometía muchos errores. Entonces, el Alter Rebe decidió mandarlo a imprimir juntando todo el material en un libro, para que no hubiese más posibilidad de errores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.