La gente piensa que Jalá se refiere a los panes utilizados en la mesa de Shabat, pero, en realidad, se refiere a un pedazo de masa separado antes de hornear cualquier pan.

En la época del Templo, ese pedazo de masa era dado al Cohen, descendiente de Aharón. En los días de Mashíaj se va a reinstaurar la práctica en su forma completa. Mientras tanto la masa extraída debe ser quemada.

Extraer la Jalá nos enseña que todo lo que Di-s nos da no es solamente para nuestro propio uso. Si tenemos sabiduría, dinero o buena salud, el primer paso es utilizarlo para un propósito Divino.

Las mujeres judía tradicionalmente prefieren hornear sus propias Jalot para Shabat. Es una Mitzvá, entonces, ¿por qué perderla comprando Jalot del panadero?

Jalá se extrae de pan hecho con alguno de los cinco granos principales: trigo, centeno, cebada, avena y espelta. Si la cantidad de harina es mayor a 1.230g pero menor a 1.666g, se extrae Jalá sin recitar la bendición. Si la cantidad es mayor a 1.666g se extrae y recita la bendición.

El líquido utilizado para amasar la harina debería ser, en su mayoría, agua.

3 comentarios en «Jalá»

    1. Hola Rosita,
      El ser Cohen significa ser descendiente de Aharón, el hermano de Moshe. El pertenecía ala tribu de Levi y Di-s lo elige a él y a su descendencia para ser los sacerdotes que Lo sirvan en el Templo. La Tribu se transmite por parte del padre, mientras que el judaísmo por parte de la madre.
      Así que, si vos sos hija de un Cohen, tus hijos no son cohaním.
      Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.