Una de las señales mencionadas en el Talmud como indicación de la inminente venida del Mashíaj es una generación notoria por su insolencia. La Jutzpá aumentará... los jóvenes avergonzarán a los más viejos... un hijo desgraciará a su padre, una hija se rebelará contra su madre...".

Como estas señales ya fueran todas cumplidas, y más que cumplidas, sin que la redención final llegase, sugiero que hagamos uso positivo de la jutzpá con que nuestra generación fue marcada. Vamos a exigir atrevidamente a Di-s, en términos que no dejen lugar a duda, que, como todos los plazos para la llegada de la redención ya pasaron, El mande al redentor. A Di-s seguramente le gustará nuestra audacia y traerá la tan esperada era de paz universal y perfección Divina al mundo."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.