Este Shabat se denomina "Shabat Mevarjím" - el Shabat que Bendecimos. El nombre se aplica a cada uno de los shabatot del año que preceden al comienzo de un nuevo mes. Como la semana que viene comienza el mes de Nisán, este Shabat lo bendice.

La costumbre de bendecir al mes surge de la histórica santificación del mes, cuando, en la época del Gran Templo de Ierushaláim, testigos observaban la nueva luna y testificaban ante el Gran Juzgado. Luego de verificar el testimonio, los sabios declaraban el comienzo del nuevo mes santificando el día como "Rosh Jodesh" - Comienzo del mes. En recuerdo a esta santificación, hoy en día bendecimos el nuevo mes en el Shabat anterior al su comienzo.

Sin embargo, la idea de la bendición del nuevo mes es más profunda que una simple costumbre. El Shabat que bendice al nuevo mes encierra toda la energía y fuerza del nuevo mes, por eso lo bendice. A su vez, en el mes de Nisán acaece la festividad de Pesaj, cuyo eje central es la salida de Egipto, la liberación del pueblo judío.

Por lo tanto, este Shabat encierra en sí la fuerza del mes de Nisán, incluyendo a Pesaj y los días sucesivos.

La cuestión reside en liberar la fuerza oculta en este Shabat. Así como existe una herramienta para liberar la fuerza encerrada en un átomo, el rezo de Shabat y las diferentes Mitzvot relacionadas al mismo, como comer en Shabat, disfrutar, etc., son la herramienta para liberar la fuerza potencial encerrada en cada Shabat, y, en particular, en un Shabat tan especial como éste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.