Di-s formó al Hombre, pero Construyó a la Mujer.

Ella es el marco de la casa en la que él vive, el terreno sobre el cual él construye, sus paredes y ventanas hacia el mundo, y el techo que está sobre su cabeza.

Ella es la corona que lo hace gobernar sobre su mundo. Sin la mujer, no hay hombre.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + trece =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.