El inscribió su firma dentro de cada cosa que hizo. Por afuera, cada cosa se ve finita, mientras que por adentro encontrarás la firma de la infinitud.

Abre cualquier cosa que quieras, examínala cuidadosamente y verás. Un charco de agua, un grano de arena, una mancha de barro en la pared. No hay nada que no contenga interminables maravillas. Nada que no pueda tomar una vida entera de estudio. Porque todo eso El lo hizo con Su infinita Sabiduría.

Etiquetas:

1 comentario en «La Firma»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.