Moshe instituyó la lectura de la Torá los sábados, días festivos, el comienzo de cada mes y los días intermedios de las festividades (Talmud Ierushalmi Meguila 4:1).

El Talmud relata también que Ezra (c. 450 a.e.c) agregó las lecturas de la Torá los días lunes, jueves y Shabat por la tarde.

Para poder realizar la lectura se debe contar con un quorum de diez hombres mayores de 13 años (Minián). La lectura se divide en "Aliot", lit. elevaciones, pero se refiere a cada individuo que es llamado a recitar las bendiciones y leer la Torá. Para que nadie se averguence si no sabe leer la Torá, se acostumbra que una persona lee la Torá para todos los que son llamados.

Cada ocasión de lectura tiene una cantidad diferente de Aliot:

  1. Shabat, 7 aliot
  2. Iom Kipur, 6 aliot
  3. Iom Tov (Rosh HaShaná, Sucot, Shminí Atzeret, PEsaj y Shavuot), 5 aliot
  4. Rosh Jodesh, 4 aliot
  5. Lunes, Jueves, Shabat a la tarde, Jánuca, Purim y días de ayuno, 3 aliot

En los días especiales se agrega una lectura llamada "Maftir", cuyo objetivo es recordar que durante un período en la historia estuvo prohibido estudiar Torá, es decir, los cinco libro de Moshe, entonces, nuestros sabios insituyeron estudiar alguna parte del resto de los libros de Profetas y Escritos que estén relacionados con la lectura semanal. Entonces, el Maftir lee una parte de Torá y luego recita una serie de bendiciones, entre las cuales lee una parte de Profetas o Escritos.

"La Torá que nos mandó Moshe, es la herencia de la congregación de Iaacov" (Devarím 33:4). Esto significa que toda la Torá le pertenece a cada judío y judía, sin excepción. Es nuestra herencia. La idea de una herencia es que, independientemente de si la merecemos o no, más allá de si podemos captar su importancia o no, nos es dada por completo, sólo debemos tomarla. Dicho de otra manera, cuando uno desea adquirir algo, debe pagar con el fruto de su esfuerzo para poder comprarlo. Lo que no es el caso con una herencia: sin el más mínimo esfuerzo uno la obtiene y puede utilizarla por completo.

La Torá es nuestra herencia. Sólo hay que tomarla.

 

9 comentarios en «La lectura de la Torá»

  1. Me gusta mucho todas estas enseñanzas de Saviduria Divina. Me gustaría tener un buen guía o espiritual para aprender hebreo y más del judaísmo. Estoy fascinado Gracias.

  2. Me regalaron Los Cinco Libros de Mo-She y necesitaria saber como puedo hacer para leer la parte del Shabat para viernes y sábado ya que me estoy iniciando ya al Judaismo .
    Un saludo y gracias

  3. Shalom.
    Estoy iniciando en el judaismo y me gustaría saber como orar, aprender cuáles son los rezos y las horas adecuadas para hacerlo correctamente.

    Que El Eterno lo bendiga querido Rabino.

    Saludos desde Ecuador

  4. Hoy encontré esta valiosa enseñanza, donde explican la división de las Parashat llamadas Aliyot ( elevación) y cuantos varones deben estar en la reunión para efectuar la lectura de la Torah.
    Cuando y quiénes sumaron al servicio del Shabat, los días lunes y jueves gracias Rabino por su enseñanza
    Que El Santo Bendito es siempre le sustente y ayude en todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.