Esta historia de fantasía (contada para niños) es un ejemplo jasídico para varios conceptos: 1. Quien está muy arriba espiritualmente hablando puede caer muy bajo 2. Quien cayó muy bajo debe recordar que viene de muy arriba y puede volver 3. El alma viene de muy arriba para trabajar con el cuerpo en el mundo material

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.