Antes de crear el cosmos de la nada, El estructuró en Su pensamiento cómo serían todas las cosas. Aún entonces, El luchó con ese pensamiento, ponderando: "¿Debería ser? ¿O no debería ser?"

Entonces El creó todas las cosas de acuerdo a ese pensamiento y, entre todas las creaciones, formó a Adam, el primer hombre. Y dentro de Adam puso esa lucha interna, y Adam se volvió un ser vivo.

Desde entonces, está en nuestras manos: ¿Debería haber un mundo? ¿O un caos desolado? ¿La creación de Di-s se merece que El la haya hecho?

3 comentarios en «La pregunta de Di-s»

    1. No! Para nada! Yo diría todo lo contrario, es de los religiosos judíos (específicamente) y aprendido por los laicos, como vos los llamás. Como es sabida la enseñanza de nuestros sabios en Pirkei Avot, "el vergonozoso no aprende", y la explciación es porque no pregunta...

      El cuestionamiento está bien visto en el judaísmo en general, lo que no es aceptable el cuestionar para provocar discusión, por el hecho mismo de discutir (en hebreo se dice "lekanter"). Pero preguntar y cuestionar para aprender y entender, está muy bien.

      Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.