Nuestros sabios enseñaron: "Dios solamente nos manda a hacer lo que Él mismo hace".

Él nos manda a abrir las puertas en las noches de Pesaj. Debe ser que Él hace lo mismo.

En las noches de Pesaj, Él abre cada puerta y cada entrada para cada judío.

Sin importar lo que hiciste en el año pasado, en esas dos noches de Pesaj puedes llegar a los niveles más altos con un único salto.

Likutey Sichot, vol. 4, pág. 1298.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.