Si bien la televisión no aparece escrita en forma directa en la Torá, no hay duda de que, de acuerdo a los estándares de la buena educación en general y de la judía en particular, la televisión es un asunto a debatir.

Lamentablemente la mayoría de los programas televisivos no son buenos para los niños. Aún si miran dibujos animados, el niño verá personajes golpeándose, disparando o dañándose mutuamente. Esta violencia ocurre sin ninguna explicación razonable y las víctimas raramente sufren de dolor o tienen daños permanentes. Tanto los héroes como los villanos se atacan mutuamente con armas letales y reaparecen para luchar de nuevo.

El mensaje para os niños es claro: la violencia es una forma aceptable de lidiar con los problemas y no causa daño realmente.

Cabe mencionar que lo mismo se aplica a los juegos electrónicos que los niños juegan: luchas, batallas, etc...

Rabí Akiva solía decir que el amor al prójimo es una gran regla de la Torá, lo que no deja mucho espacio para la expresión de violencia.

Cuando educamos a nuestros hijos en el judaísmo, debemos seleccionar aquellos asuntos que expresen sus valores y principios para rodear la vida de nuestros niños con ellos y que crezcan sanos y felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.