La Parashá de esta semana nos cuenta que la voz de Di-s se escuchaba en la Tienda de Encuentro (entre Di-s y Moshe). Rashi explica que este encuentro era milagroso.

Primero, la voz de Di-s sólo era escuchada por Moshe, ni siquiera por Aharón. Rashi no quería que pensemos que otros no podían escuchar la voz de Di-s porque era muy baja, por eso agrega que la voz era tan poderosa como la del Monte Sinaí, en la Entrega de la Torá.

Segundo, la voz llenaba la Tienda de Encuentro, pero no iba más allá de la entrada. ¿Por qué la voz de Di-s no se escuchaba fuera del Mishkán (Tabernáculo)? Con seguridad eso hubiera afectado al pueblo con la santidad de Di-s para observar Su Voluntad...

La respuesta es que Di-s puede hacernos cumplir Mitzvot a través abrumarnos con su santidad. Entonces todos haríamos Su Voluntad. Pero esto no es lo que HaShem quiere. El quiere que nosotros elijamos hacer el bien por nosotros mismos.

Esto es lo que Rashi nos enseña al decirnos que la voz de Di-s en el Mishkán era como la voz de Di-s en el Monte Sinaí: luego de la Entrega de la Torá, no escuchamos más la voz de HaShem. Esto nos da la responsabilidad de elegir cumplir la Voluntad de Di-s y no ser forzados por la revelación Divina.

Adaptado de Please tell me what the Rebbe said.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.