La mesa es como tu altar. Tu eres el Sacerdote. Tu plato de comida es el sacrificio. Entonces, haces el ritual de lavado de manos, dices una bendición y te sumerges para hacer de esos carbohidratos y proteínas una experiencia divina. Esta es la definición jasídica de comer.

Algunas instrucciones sobre el lavado de manos para comer.

1) Sólo se realiza cuando se come pano matzá. El pan es considerado la comida principal.

2) Antes del lavado ritual de las manos, las mismas deben estar limpias, libre de cualquier cosa que obstruya entre el agua y la piel. Netilat Iadaim es un ritual espiritual, no una práctica de higiene.

3) Se deben quitar los anillos, a menos que nunca se saquen.

4) Se llena un recipiente con agua y se vierte tres veces sobre la mano derecha y tres sobre la izquierda (los zurdos, al revés). El agua debe cubrir toda la mano hasta la muñeca. Se acostumbra a usar abundante agua, símbolo de la abundante bendición de Di-s.

5) Luego del lavado se recita la bendición impresa en los libros de rezo.

6) Se secan las manos y no se habla hasta recitar la bendición del pan y haber tragado el primer bocado del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.